martes, 1 de noviembre de 2016

MULTITUDINARIO FESTEJO DE LOS 105 AÑOS DE CALEUFÚ


Este sábado 29 de octubre los festejos comenzaron alrededor de las 22 hs en el predio del Paseo del Lago, un lugar privilegiado y de disfrute familiar, con su cascada, su moderna iluminación led, una isla mirador, un puente, dos géisers, espectaculares pinturas de murales en los galpones del exferrocarril y una variada parquización, que conformaron una puesta en escena increíble.

Para sorpresa de todos el escenario fue montado dentro del lago. La convocatoria fue multitudinaria superando todas las expectativas, llegando muchísima gente de diferentes puntos de la zona norte pampeana para disfrutar de los diferentes espectáculos, de la muestra variada de trabajos a cargo de artesanos y de un gran servicio de cantina que se desbordó en determinado momento de la noche. 

Acompañaron al Sr intendente anfitrión, Oscar Baras, además de autoridades locales, los intendentes de las localidades de Pichi Huinca, Carlos Ferrero, de Arata, Jorge Sosa, de Trenel, Juan Silva y de Rancul, Horacio Castro. Además estuvo presente el director de Asuntos Municipales Zona II, José Destouches, en representación del gobierno provincial, y referentes de instituciones del medio.


El evento contó con la conducción de Claudia Gutierrez y "Tato" Mateos y comenzó con una puesta en escena denominada “La historia de Caleufú a través de la danza”, con la participación de los grupos locales de danzas folclóricas a cargo de la profesora Alejandra Bessone y danzas españolas a cargo de la prof. Romina Cabrera. Ambos, conjuntamente con Agrupación Folclórica La Maruja Ballet -que tuvo a cargo la coordinación-, realizaron una apertura muy significativa que emocionó a todos los presentes, finalizando con un cartel gigante con la inscripción “Feliz Cumpleaños Caleufú” , momento en que todos con gran fervor cantaron el feliz cumpleaños. 

Luego el Sr intendente, Oscar Baras, dirigió unas palabras a los presentes: “Hoy 29 de octubre nos encontramos aquí, reunidos para celebrar con júbilo, los 105 años de nuestro querido caleufu. Construir no significa solamente fundar o edificar, también significa comprometerse a llevar adelante un proyecto de vida. Ese fue el mayor reto que los primeros habitantes tomaron como premisa para comenzar a constituir la comunidad que hoy formamos. Durante los primeros años del siglo XX el desmonte del caldén tuvo íntima relación con la necesidad de obtener tierras para la explotación agropecuaria. Caleufu no permaneció ajeno a esos cambios en la producción maderera y así aparece el hachero, obrero de trabajo rudo que hizo historia en la región, casi siempre explotando. Caleufu como todos los pueblos pampeanos tocados por la varita del ferrocarril son inconfundibles: la estación, la plazoleta, los grandes galpones ferroviarios alineados entre los desvíos. Por eso aquí en este pedacito de nuestra historia se construyó esta hermosa obra: nuestro lago. Así como desde el primer discurso de mi mandato convoque a la unidad sin distinción de banderías políticas, hoy en nuevo cumpleaños de mi pueblo quiero agradecer profundamente a todos los vecinos, porque hemos puesto la unidad de pensamiento y acción, en beneficio de todos y lo hemos concretado, en el trascurso de cada día, con hechos que están a la vista...


Estamos convencidos que nuestra gestión se caracterizó por un empuje sin precedente en la obra pública que Caleufu estaba necesitando. Nos tenemos que sentir orgullosos de vivir en Caleufu nuestro pueblo ha dejado de ser un pueblo más, se ha convertido en un pueblo que mira al futuro con muchas expectativas y esperanzas. Queridos vecinos nos falta mucho por hacer, pero seguimos avanzando. Ratifico una vez más mi voluntad de seguir consolidando un gobierno de puertas abiertas, de muchas horas de trabajo. Ratifico mi voluntad de seguir convocando a todos, vengan de donde vengan, dejando de lado las etiquetas y las exclusiones. En todos estos años al lado de la gente, aprendí que una cosa era decir un discurso para el aplauso, y nada más que para el aplauso y otra cosa muy distinta es poner la cara y el pecho todos los días del año, para tratar de solucionar desde los más grandes, hasta los más pequeños problemas de nuestros vecinos. Hemos demostrado que hay una manera de hacer política que es trabajar, trabajar y trabajar, que hay un futuro al que vale la pena apostar. Continuare trabajando para que la gestión se construya día a día, con el trabajo diario, en la acción cotidiana, seguiré actuando con mi estilo que ya conocen todos, con la mirada puesta en el bienestar general y estando a la altura de las circunstancias, asumiendo con dedicación las grandes responsabilidades que en representación del pueblo se me confiere o sea un fuerte compromiso. Feliz cumpleaños Caleufu”.


Luego de las palabras del señor intendente, alrededor de las 22.30 hs, dieron comienzo los espectáculos musicales, con la participación de excelentes artistas de primer nivel como Los Ceibales, conjunto vocal salteño que actuó en primer lugar deleitando a todo un público con sus canciones tradicionales del folklore argentino. Con la fuerza que los caracteriza interactuaron con el público con guitarras, bombo y una conjugación de voces excepcional.

Luego llegó la actuación de Los Caldenes, tres jóvenes que comparten su pasión por la música y dejaron plasmado en el escenario, como es habitual en ellos, su carisma y tesón por lo que hacen con el alma, sin dejar de ser reconocidos como fieles exponentes de la  música popular argentina; el público disfrutó de sus canciones cantando y bailando. En un momento hubo un breve corte de energía eléctrica durante su actuación, y Los Caldenes decidieron bajar del escenario y cantar a capela con una guitarra junto a los presentes que acompañaron su iniciativa.

Antes del cierre de lujo con Paola Arias, se hizo presente un grupo de bailarines bajo el nombre de Academia “El Salteño” de la ciudad de Santa Rosa, a cargo del prof. Juan Ayala y bajo la dirección de Carlos Villanueva y Julio Báez, las voces de Los Caldenes.

Luego si, llegó el gran cierre alrededor de las 2 am, con la talentosa y sencilla Paola Arias, una de las voces jóvenes de mayor personalidad en el panorama folclórico nacional, cuidadosa de su talento y con total profesionalismo presentó sus canciones de excelentes trabajos discográficos. Pero para sorpresa de los presentes, se despidió con un excelente repertorio de Gilda, haciendo bailar con sus canciones y culminando la noche a pura cumbia.

Sin duda, Caleufu vivió una noche exitosa con una de las mayores convocatorias, junto a grandes artistas de la música folclórica, que quedará plasmada en el recuerdo de la localidad, esta gran fiesta familiar que citó a todos en un lugar privilegiado. Durante la noche  todos quisieron dejar sus mensajes de anhelo, augurios y felicitaciones y lo hicieron a través de una instalación artística realizada por el grupo de arte Activarte, perteneciente a la Casa de la Cultura, que se encontraba en el predio.