PASEO DEL LAGO - Caleufú (La Pampa)



El 15 de noviembre de 2015, se inauguró el Paseo del Lago. Esta obra se inició con la finalidad de buscar respuesta a mejorar la calidad del ambiente urbano y satisfacer las necesidades de esparcimiento y recreación de todos los caleufuenses.


El Paseo del Lago cuenta con una isla, que alberga un mangrullo, una hermosa cascada, veredas peatonales, circuito de la salud, un puente, estacionamiento a 45°, zonas verdes, sombra, y muchas instalaciones más para el disfrute de toda la familia, como parrillas con mesas y bancos, tolditos, etc. 
En el verano de 2019 quedó inaugurado un nuevo y moderno escenario donde tienen lugar variadas manifestaciones artísticas y culturales.





Podemos observar la confluencia de flora autóctona, como el caldén y otras variedades de plantas y flores. También el Paseo se nutre con elementos de la historia de nuestro pueblo, como son los galpones del ferrocarril, la vieja estación, el embarcadero. La vieja estación hoy es nuestro Museo Histórico “Luis Fiandrino”.





Un espacio más que elocuente, especialmente para quienes habitamos este pueblo, ya que desde el momento en que se gestó la idea de este paseo primero, y lago después, todo nuestro dinamismo se encaminó hacia su concreción.





El Paseo del Lago conserva parte de nuestra historia y flora pampeana, con hermosos caldenes, que confluyen con estructuras modernas con mucho color y verde.



Es un espacio público pensado para que la familia pueda disfrutarlo a pleno. El lago, la isla, el mangrullo, la cascada, le dan un toque de distinción.



El fondo delimitado por los galpones, marcan el paso del tiempo… Esos galpones señalan el paso del ferrocarril, "partero" de la mayoría de los pueblos del este pampeano.  Cuando se conocía el lugar de paso de las vías (y se conocía con anticipación muchas veces), ya comenzaban los intermediarios a ofrecer lotes que sabían serían bendecidos por el ferrocarril. 





Sí, el ferrocarril daba el "Acta de fundación" de muchos pueblos. La estación, el tanque y los galpones bastaban para que las casitas, con el infaltable almacén de ramos generales, comenzaran a agruparse. 



Más allá el tiempo y en el campo las colonias, miles de hectáreas arrendadas a algún rico propietario, muchas veces en condiciones viles, mejoradas por el esfuerzo de inmigrantes, las mismas gentes que sentaron uno de los precedentes étnicos actuales. 



 Honramos este lugar desde sus comienzos, al considerarlo como un espacio pleno de energía. 





Nuestra intención, desde el principio fue dar origen a un Paseo para todos, un lugar mágico, donde una rosa que para muchos sigue siendo una simple rosa, aquí tiene una fragancia diez veces más dulce, y un caldén que puede ser para algunos no más que eso, pero aquí adquiere una presencia imponente;  porque la importancia de este espacio verde en nuestro ecosistema urbano radica en su incidencia sobre alguno de los factores que lo configuran: climáticos, físicos, luminosos, en equilibrio, paisajístico, sociales y psicológicos.






































Vení a visitarnos: