miércoles, 29 de octubre de 2014

"SACAMOS AL PUEBLO DEL LETARGO"


Diario La Reforma publica hoy una extensa nota donde el Intendente local, Oscar Baras, se manifestó sumamente satisfecho por las obras realizadas en esta localidad y el panorama que la misma presenta al arribar, hoy, a su 103º aniversario. "Hemos organizado algo muy sencillo porque en estos días estamos abocados al centenario de la Escuela Nº 75, que se cumple el 15 de noviembre próximo. La mayor parte de nuestros esfuerzos, este año, los concentramos en ese festejo ya que por ese establecimiento ha pasado buena parte de la comunidad local y de la zona".


"Recordaremos el 103º aniversario de Caleufú en forma muy sencilla. A las 8:30 iniciaremos una caminata que partirá de la Escuela, con el lema "Tu vida vale la pena", y concluirá en la Plaza San Martín donde cantaremos el Feliz Cumpleaños al pueblo. Después, a las 18:00 horas se habilitará una exposición de artesanos y artistas locales en la Casa de la Cultura, luego a las 19:00 horas será oficiada una misa y a las 21:00 cerraremos con una obra de teatro, "Mi mujer es el plomero", con un elenco de Trenel que anda muy bien y ya la ha representado varias veces", elogió el jefe comunal.


Gestión

Baras transita su tercer año de gestión en la intendencia de Caleufú. Recuerda que cuando se hizo cargo "del destino de nuestro pueblo, había una serie de problemas en todas las áreas y había quedado relegado con respecto a las localidades de la zona. Ya hemos sobrepasado lo que habíamos planteado en la plataforma y en la actualidad tenemos un frente muy amplio de obras que se ha mantenido a lo largo de estos tres años. Algunas ya concluyeron y otras están en curso o a punto de iniciarse. En ese sentido estamos muy satisfechos", remarcó.


Elogió el acompañamiento que recibe de la sociedad local "que nos alienta día a día", y reconoció públicamente "los cimientos que da un equipo de trabajo fuerte, en el que todos tenemos el mismo objetivo de sacar a Caleufú adelante lo antes posible".

Cuentas claras

"El municipio tiene sus cuentas equilibradas. Estamos muy bien, y en realidad la mayoría de los municipios si están ordenados no deben tener problemas económicos", sostuvo. No obstante admitió que "hay una luz roja porque la situación (económica, en general) no es la que quisiéramos y tenemos que estar atentos para ir cumpliendo con todas las necesidades de la población", planteó el jefe comunal.


"En cuanto a la falta de trabajo no escapamos a la realidad de la provincia y el país. Pero nosotros gracias a las obras públicas, y apuntando a la juventud para que no se nos vaya de la localidad, podemos ir sosteniendo la situación. Y en el tema de la seguridad también nos mantenemos muy atentos. Antes en la plaza había una plantación exuberante y hemos iluminado muy bien ese sector y también el acceso a la localidad. En general este es un pueblo tranquilo, con 2.800 habitantes, y va creciendo, porque viene mucha gente de distintos lugares de la región. En la medida de nuestras posibilidades atendemos a todos, pero la prioridad está en los que nacieron aquí".


"La relación con el gobierno provincial es muy buena y tenemos palabras de agradecimiento para el Gobernador y todos sus ministros. En la medida en que surgen los problemas tenemos la posibilidad de conversarlos. Estamos bien atendidos, y cuando no nos pueden cumplir siempre nos ofrecen alguna otra alternativa", concluyó el mandatario de Caleufú.

"Mi máxima aspiración era sacar a Caleufú del letargo en el que estaba sumergido. Hoy en toda la provincia nos están nombrando por distintas cosas. Yo tuve una infancia muy dura y para que yo llegara a la intendencia la gente votó una forma de vida conocida por todos. Mi idea era dejar un sello de lo hecho por el pueblo y al día de hoy ya está hecho. Pero en general podríamos decir que cuatro años (de gobierno) son pocos, pero ocho serían muchos, por el desgaste que produce esta función, más allá de que para quienes gustan de la política ser intendente es apasionante”, reconoció con entusiasmo.