jueves, 17 de marzo de 2016

SE INAUGURÓ PERÍODO DE SESIONES ORDINARIAS


El pasado martes 15 de marzo a las 21:30 hs. se realizó el acto de apertura de sesiones ordinarias en el Concejo Deliberante local.

Primeramente dirigió la palabra a los presentes el Presidente del órgano legislativo, Gerardo Delsol, quién agradeció la presencia de público y manifestó su deseo de un año de trabajo con pluralidad, respeto y amplitud democrática para ambos bloques de Concejales.


A continuación, como es habitual, el Intendente Oscar Baras hizo uso de la palabra, señalando:

"Hoy 15 de Marzo,  y en el Año del Bicentenario de la Declaración de la  Independencia de nuestro país, vengo a inaugurar el Período de Sesiones Ordinarias del Concejo Deliberante, dando cumplimiento a lo que establece la Ley Orgánica de Municipalidades, N° 1597.

Dicen que la utopía es el principio de todo progreso y del diseño de un futuro mejor. Allá por el 2011 cuando emprendimos la marcha proponiéndole a la comunidad de Caleufú una localidad mejor y un gobierno que los respete, creíamos en nuestra capacidad, pero principalmente sabíamos que demostrando compromiso de trabajo y honestidad íbamos a recoger un constante y masivo apoyo de nuestros vecinos. Siempre de pie, mirando de frente, con apertura y tolerancia, se construyó un gobierno que trabajó arduamente para el bienestar de todos.

En cuatro años sucedió de todo. El primer año fue duro, nos encontramos con muchas dificultades, pero como dice la frase “No juzgues tu día por cuanta cosecha lograste recoger; si no por cuanta semilla lograste sembrar”. Había que tener paciencia y seguir trabajando hasta el momento en el que nos tocara cosechar. Así vinieron las obras, financiamiento de diferentes programas, llegaron mejores momentos, en los que pudimos comenzar a ayudar a las instituciones, esas instituciones que son uno de los pilares de nuestra sociedad. 

Llegó el momento en el que ordenadas las cuentas pudimos comenzar a plasmar nuestro proyecto. Las 53 de cuadras de asfalto nuevo y 109 cuadras repavimentadas, las de cordón cuneta, iluminación, la terminación de la Casa del Bicentenario, la remodelación de la Plaza, la Ciclovía, el Lago, la construcción del Acceso doble mano, nuevas viviendas, Programa de Núcleos Húmedos (baños), Remodelación del Hospital, Escuela Laboral, techos de la Escuela N° 75, asfaltado del Acceso Ruta N° 9, el SUM, el notable mejoramiento de nuestro pueblo en todos los aspectos, la atención de los barrios, el constante trabajo por crear empleo y potenciar a nuestros emprendedores, la solidaridad con nuestros vecinos que más necesitan, buscando que no se sientan “asistidos”, sino que se sientan “incluidos”. 

Pero lo que es importante verdaderamente, es que a partir de ese momento se desplegó el potencial de un equipo de funcionarios que actuó con responsabilidad y dedicación. Funcionarios que trabajaron siguiendo la utopía planteada, que podíamos tener una mejor localidad y que nuestra sociedad se sienta respetada por su gobierno, cuestiones que parecen básicas pero de un inmensurable valor en aquel momento.

Seguramente muchas de esas cosas pesaron para que el 27 de octubre nos hayan acompañado con el voto y de alguna manera revalidado el trabajo realizado. Pero como lo dije siempre, ni este Intendente ni ninguno de sus funcionarios debe creer que el apoyo significó un cheque en blanco. Ha sido sin lugar a dudas un espaldarazo significativo, la reválida de la confianza, pero no es un cheque en blanco.

Empezamos una nueva etapa y tenemos muy en claro que cada día debemos rendir un examen, que tenemos que demostrarle a cada uno de los vecinos que nos votaron que no se equivocaron y también demostrarles a quienes no nos votaron, que somos verdaderamente amplios de pensamiento y que nos sentimos cómodos trabajando en la diversidad de pensamientos políticos o religiosos, que no somos herméticos ni expulsores y que nuestro compromiso es con todos.

En el Año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia Argentina podemos decir que el sistema democrático está consolidado, con el correr de los años hemos ido los argentinos aprendiendo a convivir, a respetarnos, a valorar y defender la democracia. Es necesario ahora dar vuelta la página, terminar con rivalidades retrógradas y sumarse a la potencialidad que genera la unión de las personas. Y una cuestión fundamental para que el sistema siga evolucionando, debe ser dotado de las mejores personas, debemos seguir incorporando jóvenes, darles participación, dejarlos que progresen y que actúen. Los jóvenes son quienes nos asegurarán un mejor futuro, porque con su capacidad y su empuje van a conducir un verdadero proceso de desarrollo y crecimiento sustentable, cuyas bases estamos forjando hoy.

Por eso debemos seguir disponiendo un fundamental marco de oportunidades para las nuevas generaciones. Oportunidades que básicamente deben centrarse en la educación. Durante estos cuatro años hemos abordado diferentes intervenciones en materia educativa, creando un Programa Municipal de Becas y un Programa de Ayudas Estudiantiles con aportes al I. P. Lucio V. Mansilla durante el año 2015.

 A través del Programa Jóvenes, y quiero hacer un alto, con el apoyo del gobierno nacional, casi 250 chicos de entre 18 y 24 años tuvieron la posibilidad de capacitarse, terminar sus estudios, realizar prácticas laborales, en definitiva los vuelve a incluir en el sistema, les vuelve a dar oportunidades a chicos que por diferentes cuestiones de la vida debieron dejar sus estudios o no encontraron la ocasión para mejorar sus habilidades y eso sin dudas los excluyó del mercado laboral.

La inclusión fue y será una premisa que nos acompañará en esta gestión. Estamos convencidos que si queremos tener una sociedad más justa tenemos que incluir. Debemos valorar y respetar a las personas y para ello no alcanza con tener un área de desarrollo social para atender las necesidades de ayuda directa de la población, sino que debemos acompañarla de políticas activas en la generación de empleo, de deportes y de cultura. Y como decía recién, el deporte y la cultura son ejes fundamentales de esa inclusión. Porque ninguna de las dos distingue estratos sociales. 

Pero para ello tenemos que animarnos a ser más innovadores, que desde la cultura y el deporte lleguemos hasta el último rincón donde haya un chico que tenga deseos de expresarse porque además muchas veces lo que no se logra en la educación formal o en la educación familiar,  se consigue en actividades lúdicas como estas. No pretendemos ser buscadores de talentos, queremos que las políticas culturales y deportivas del estado municipal estén orientadas a incluir, y ojala el día de mañana uno de esos chicos logre triunfar por la oportunidad que tuvo a partir de un taller o una actividad municipal, pero claramente no es nuestro objetivo.

Así hemos acercado a la Casa del Bicentenario, múltiples actividades culturales para chicos y adultos, talleres, charlas, teatro, exposiciones locales, regionales, provinciales y nacionales, peñas. Desarrollamos diferentes Ciclos Culturales para reivindicar la labor de nuestros artesanos y artistas, además de colaborar con las instituciones dado que ellas explotaban la cantina.  

Como dije al principio muchas fueron las obras públicas realizadas, desde una punta a la otra de la localidad con el lógico acompañamiento que debe hacer el estado con servicios y mejoras. Y así el cordón cuneta, el asfalto y la iluminación ha llegado a lugares impensados tiempo atrás, pero eso no hace más que impulsarnos a continuar. Las obras necesarias para mejorar calles, accesos, desagües pluviales y la construcción de viviendas son vitales para el desarrollo de la urbanización. 

Si me permiten voy a aprovechar la oportunidad para dirigirme a los nuevos concejales, a quienes les deseo el mayor de los éxitos en esta nueva etapa y en este nuevo rol. Es una oportunidad única que les ha dado la población. Ser Concejal es cada vez más complejo, cada vez requiere estudiar un poco más, cada vez hace falta dedicarle un poco más de tiempo. Cada uno de ustedes, tiene la capacidad suficiente para ocupar el cargo. Son cuatro años que le dedicarán a la comunidad, y que deben utilizar esa capacidad al límite para no desaprovechar esta oportunidad de aportar un granito de arena para que sus hijos y sus nietos tengan un Caleufú  en el futuro. Las puertas del municipio estarán siempre abiertas para brindar la información que requieran. Recuerden que el Ejecutivo, a través de sus diferentes áreas, serán los portadores de esa información que necesiten, y no la calle, dado que allí encontrarán dichos  malintencionados o distorsionados.

Para finalizar quiero dejar una premisa muy clara. Nuestro gobierno, en esta nueva gestión, seguirá por la misma senda por la que viene. Sin dudas, retocando aquellos aspectos en los que hemos fallado o no lo hemos hecho del todo bien, pero sin perder de vista que lo que debe primar que es el interés común, el bienestar general y el desarrollo armónico. Ese será nuestro norte, hacia ahí caminaremos, eso debe motivar nuestro trabajo. 

De esta manera, dejo formalmente inaugurado el periodo de Sesiones Ordinarias 2016 del Concejo Deliberante de nuestro pueblo".